Muro parietodinámico y chimenea solar

El muro parietodinámico es una estrategia bioclimática que aprovecha la radiación solar para calentar una cámara acristalada, generando un movimiento de convección que introduce aire caliente en la estancia contigua a través de una serie de compuertas. Pero éste elemento también se puede utilizar para extraer aire de la vivienda, mejorando la ventilación, pasando a funcionar como una chimenea solar.

En esta estrategia bioclimática los principios físicos del efecto invernadero, la convección del aire, también llamada ventilación termo-forzada, y el efecto Venturi.


En invierno funcionaría en modo calefacción. El aire de la cámara acristalada se calentaría, generando un movimiento en el aire que, una vez aire pre-calentado, se introduciría en el hogar. De esta manera se podrían conseguir aumentos de hasta 3ºC gratuitamente.

En verano serviría como un extractor de aire, sin más acción que el juego de compuertas y a causa del efecto Venturi, que tendería a extraer aire de la habitación.

Si quieres saber más sobre este sistema, el cual tiene su fundamento en el muro Trombe, tengo otro artículo más extenso donde explico sus diferencias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *