Consumo energético de los hogares

El consumo energético de nuestras viviendas es el resultado de multiplicar la demanda energéticapor la eficiencia de las instalaciones. Es decir, tal y como hemos visto en anteriores entradas, se trata de las necesidades de consumir y de cuanta energía son capaces de aprovechar los sistemas.
Para hacernos una idea, con la energía que consumen los hogares en España se podrían mantener encendidas las luces del Santiago Bernabeu durante 24.000 años. Aquí os traigo un gráfico en el que podemos observar los usos que más energía consumen en nuestros hogares.
El mayor porcentaje de energía consumida proviene de la calefacción, que sumado a la producción de Agua Caliente Sanitaria hacen un 60% del total. Los electrodomésticos son el segundo gran consumidor de energía, acumulando hasta 1/4 del total.

Tenemos que tener en cuenta que cada vez consumimos más energía: al ritmo actual sólo tardaremos 30 años en duplicar el consumo mundial de energía y menos de 50 años en triplicarlo. Los sectores de la vivienda y el transporte han sido los que más han incrementado su consumo en los últimos años, como dato, el consumo de energía por las familias españolas es un 30% del consumo total de energía del país.

 
La principal fuente de energía para el consumo energético en España y en las familias españolas es el petróleo y sus derivados (gasolina, gasóleo, butano y propano) del que tenemos una dependencia energética del 82% (por encima de la media europea, que es del 50%).
Sin embargo, las energías renovables no se agotan cuando las consumimos, ya que se renuevan de forma natural. Además, tienen un impacto ambiental prácticamente nulo.
Fuente: Guía práctica de la energía IDAE
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *