Accesibilidad Universal, un concepto más amplio

Esta semana he descubierto el Twitter de Òscar Jiménez. En el denuncia, en tono jocoso, aberraciones en forma de (t)rampas (como suele escribir). Os invito a echarle un vistazo, veréis que algunas son auténticas barbaridades, perpetradas por algún técnico… Y eso es preocupante. Por ello me gustaría repasar los conceptos del Diseño para Todos, ya que la Accesibilidad Universal solo se consigue si ponemos en práctica estos preceptos.
Antes de nada, deberíamos preguntarnos ¿Qué es una discapacidad? Instintivamente asociamos esta “falta o limitación de alguna facultad física o mental que imposibilita o dificulta el desarrollo normal de la actividad de una persona” a una silla de ruedas. Primer error. Podríamos hablar de una persona; ¿Ciega? ¿Sordo-muda? ¿De talla baja? ¿Con síndrome de Down? Todo el mundo estará de acuerdo en que sí, efectivamente. Pero demos una vuelta de tuerca más, y planteémonos que en algún momento de su vida todo el mundo tendrá una limitación; la edad. Puede que algún día maldigamos que hace años no hubiésemos pensado en quitar aquellos escalones, poner una barandilla o elegir una puerta menos pesada.

                                  DISEÑO PARA TODOS                                   


Diseño para todos

La intención del Diseño para Todos es simplificar la vida del conjunto de los ciudadanos. Esta cualidad debería poder llevarse a cabo de la forma más independiente y natural posible, sin coste adicional o con el mínimo posible y sin la necesidad de adaptaciones ni soluciones especializadas de diseño.
1. Uso Equitativo: El diseño es útil y comerciable para personas con diversas capacidades.
2. Flexibilidad en el uso: El diseño debe de incorporar un amplio rango de preferencias individuales y capacidades.
3. Uso simple e intuitivo: Fácil de entender, sin importar la experiencia del usuario, el nivel de conocimientos, las habilidades en el lenguaje o el nivel de concentración al momento del uso.
4. Información perceptible: El diseño debe de comunicar la información necesaria con eficacia al usuario, sin importar las condiciones ambiente o las capacidades sensoriales del usuario.
5. Tolerancia al error: El diseño debe minimizar los peligros y consecuencias adversas ante acciones accidentales o inintencionadas.
6. Bajo esfuerzo físico: El diseño debe de ser usado eficiente y cómodamente con el mínimo esfuerzo o fatiga.
7. Tamaño y espacio para el acceso y el uso: Deben proporcionarse el tamaño y espacio apropiados para el acceso, el alcance, la manipulación y el uso sin importar el tamaño de cuerpo de usuario, la postura o la movilidad.

Fuente: Observatorio de la Accesibilidad – COCEMFE

En Edificación

El Informe de Evaluación de Edificios recoge la realización de un Informe de Accesibilidad, que puede ser un mero formulario o un catálogo de barreras arquitectónicas con sus respectivas propuestas de mejora. Aquí algunos ejemplos que es difícil, casi imposible, que constituyan un Ajuste No Razonable en su comunidad:
1. Una escalera un poco empinada puede ser pan comido para un joven. No obstante, otras personas la encontrarían agotadora. Incluir barandillas y mejorar la adherencia de los escalones sería una buena opción.
2. Una rampa (bien diseñada) sirve para muchas personas, mientras que un elevador limitaría su uso. Por tanto, una rampa sería lo prioritario. Otro ejemplo que me ponían en Twitter, un local completamente accesible, pero con las mesas tan altas que no pueden ser usadas por una persona en silla de ruedas. O lo que es peor, invertir el dinero en hacer el baño de un local accesible pero no la entrada al mismo…
3. Un interfono colocado en un rincón, a una altura de 1,70 m y del mismo color de la pared, podría ser usado por la mayoría, pero es inalcanzable o imperceptible para muchas otras personas.
4. Un ascensor que avise de su llegada y a la planta que se dirige, con una botonera distinguida cromáticamente y en braille, es algo que todo el mundo podría utilizar sin demasiados problemas.
5. Una barandilla bien tupida en lugares donde acudan niños es algo más importante de lo que se piensa.
6. Una puerta muy pesada dificultará el acceso a todo el mundo, pudiendo algunos solventarlo sin gran esfuerzo. Sin embargo, para otros supone una carga añadida que se puede evitar.
7. Los embarques de las rampas son el ejemplo más claro. Desde el diseño, debemos tener en cuenta las maniobras que una silla de ruedas tendría que realizar para su uso.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *